Carta abierta al Ministerio de Defensa

Excma. Señora Ministra de Defensa Dª María Dolores de Cospedal:
Esta carta abierta lo es en respuesta a su silencio, o al silencio administrativo del departamento de Defensa que usted preside.
Soy un viejo veterano de la que ustedes denominan Campaña de Sidi Ifni, demostrando con tal denominación la falta de conocimiento histórico, en cuanto que la única campaña habida en Sidi Ifni fue la de la Navidad de 1957, amenizada por la tropa comandada por Carmen Sevilla y Gila, cuando en Ifni territorio los soldados del Servicio Militar Obligatorio (SMO) morían mutilados por los morteros del ejército marroquí, hecho que ustedes, por supuesto, desconocen.
Tengo 82 años, la medalla de la campaña de IFNI-SAHARA y un cáncer. Estas tres condecoraciones de vida me permiten señalarles con el dedo acusador, y si así lo hago con ánimo de ofenderles, es porque ustedes, todos, sean hoy del PP y ayer del PSOE, han perdido el sentimiento castrense del honor y la dignidad y se abrazan a la defensa de su presupuesto, olvidándose que hay heridas que no las cura exclusivamente el vil metal al que tanto aprecian.
Hace diez años se aprobó en las Cortes, con la oposición del PSOE, la disposición final novena de la Ley de la Carrera  Militar, la que reconocía el heroísmo en defensa de la Patria a los soldados del SMO que lucharon, o más bien se defendieron, del traicionero ataque de Marruecos, dejando en el Territorio de Ifni, ocupado por las fuerzas marroquíes desde el 23 de noviembre de 1957, muertos mutilados sin enterrar, cuyos cuerpos nunca se recuperaron. Otros tuvieron mejor suerte, porque tras la Retrocesión, o más bien cesión de Sidi Ifni (capital de Ifni), se los llevaron (los muertos del SMO) al cementerio de San Lázaro de Las Palmas de Gran Canaria, donde “reposan” en fosas comunes o criptas, lejos de sus familiares, sin derecho a flores o a una oración; olvidados por quienes de la “teta de mama” los llevaron sin ninguna preparación militar, con armamento obsoleto de la Guerra Civil remendado, a defender un territorio que no era ni patria. Este hecho se podía juzgar como acontecido en la posguerra franquista y haber tenido un hueco en la Ley de Memoria Histórica. Las vergüenzas mejor taparlas, máxime cuando su recuerdo pudiera molestar al moro. Así cumplimos sesenta años ocultándolo al pueblo español, con tanto éxito que hasta el Ministerio de Defensa desconoce lo acontecido en Ifni-Sahara en 1957.
Hoy, apoyándose en la disposición final novena, redactada de forma ambigua para la interpretación según intereses, se acogen a su literalidad mientras que ayer, siendo oposición, la interpretaban de forma diferente. Cierto que el PSOE nos estuvo engañando, dejando pasar los años con la confección de un listado inservible, por el que se pagaron 325.917 € a una empresa privada llamada Seproser, dinero pagado del millón de euros adjudicados en la aprobación de nuestra ley, millón del que apenas queda nada, ¡que aproveche!, y que posteriormente había que depurar. Listado que bien podía haber confeccionado un niño de diez años. No es menos cierto que hoy, haciendo un alarde de hipocresía, quieren avergonzarnos pidiéndonos que solicitemos individualmente estar en ese listado, quienes reunamos la documentación pertinente, para cuando lo crean oportuno cerrar el cupo, posteriormente, no sabiendo con que formato, considerar quien está necesitado, para darle una pequeña ayuda.
Si esa es la solución a un problema enquistado desde hace años, puedo decirles que la mayoría han muerto y los que quedamos vivos estamos todos necesitados de ser dignificados.
DIGNIFICAR es restituir los restos mortales a sus familias.
DIGNIFICAR es pedir perdón por no haber sabido recuperar a los muertos dejados en el territorio de Ifni. 
DIGNIFICAR es reconocer a todos los que estuvieron defendiendo Sidi Ifni hasta 1969.
DIGNIFICAR es algo que por circunstancia muy particulares no está en su pensamiento.
Pronto no quedaremos ninguno, así, muerto el perro se acabó la rabia, y ustedes habrán cumplido. Es vergonzoso para un militar que se precie.
Nunca les perdonaré la forma tan mezquina de tratar un episodio de nuestra historia que han ocultado durante sesenta años y persisten. La Guerra de IFNI quedará SIN MEMORIA HISTÓRICA gracias a ustedes LOS UNOS Y LOS OTROS.
Adolfo Cano Ruiz
DNI 19xxxx12 X
Medalla de Campaña IFNI-SAHARA
Presidente de Honor de AVILE

2 comentarios:

  1. Estimado Adolfo: Tengo que reconocer que tienes más moral que el Alcoyano.
    Antes, con su predecesor el señor Morenés y ahora con la señora Cospedal, lo tuyo es seguir en la brecha sin caer en la cuenta de que, primero como políticos, seguido de que son mucho más jóvenes que nosotros pues cuando la guerra de Ifni-Sahara que tanto nos marcó, la señora Cospedal contaba tan solo con ocho años de edad, ambos dos y ella en particular, se ha dedicado desde su tierna juventud a la política-práctica, y por tanto dedicarle ahora siquiera un minuto de su tiempo, es una pura entelequia.
    Recibe un cordial abrazo. Juan

    ResponderEliminar
  2. Te pido perdón. He querido decir que la señora Cospedal nació ocho años después de haberse desarrollado la guerra de Ifni-Sahara.

    ResponderEliminar

Últimos artículos