domingo, 13 de abril de 2014


IFNI ¿ EXISTIO UNA GUERRA?


Este artículo copiado de la Revista el Mundo, que aunque en general desde mi modesto saber sobre el tema, puedo considerarlo correcto,  existe algunos pequeños errores que voy a permitirme el modificar dado que en el artículo no encuentro firma o fecha. A considerar que este artículo se debió escribir  sobre 1998
                                                                                  Adolfo


               IFNI:        ¿EXISTIO UNA GUERRA?

El general Mariano Gómez de Zamalloa, el laureado del Pingarrón, el héroe de la División Azul en las estepas rusas, recibió en su despacho de gobernador general de Sidi Ifni, África Occidental, un telegrama de Madrid con el siguiente texto: "Representante bandas armadas asegura a partir 12,00 horas día 30 harán alto el fuego ese sector. Observe cuidadosamente actitud enemigo, extremando precaución. Fuego propio totalmente prohibido. Aviación no debe volar". Ese día 30 era el del mes de junio de 1958. Va a hacer ahora cuarenta años. El texto del telegrama venía a decir que la guerra había terminado. Pero ¿qué guerra? ¿Existió alguna vez -como decía Giraudoux de la de Troya- una guerra en Ifni? Después de todo, ¿acaso existió Ifni? ¿Existe aún? Es verdad que murieron al menos 300 españoles y que más de 500 fueron seriamente heridos en las batallas, que muchos miles de soldados de reemplazo lo pasaron muy mal en las trincheras y puestos de vigilancia montañosos de aquel enclave africano, y hasta época tan reciente como 1969, pero ¿fue aquello una guerra? En el lenguaje oficial de entonces se calificó el asunto como incidente; los asediados en aquel paraje inhóspito y lejano solían hablar entre sí de "la guerrita". La censura de noticias fue tan dura, perfecta y rigurosa que cuatro décadas más tarde hasta el mismo nombre del escenario se ha borrado casi por completo de la memoria de la mayoría de españoles. No obstante, aquellos acontecimientos deben considerarse como la última guerra internacional que ha mantenido España. Y su verdadero resultado, como el verdadero fin de los siglos de colonización española, saldado con sangre. No obstante, a nuestro lado hay hombres y mujeres que todavía lamen las heridas entonces sufridas, que recuerdan a sus muertos, que guardan en sus casas y en sus memorias objetos o recuerdos de lo que ocurrió en el invierno de 1957 en la Ciudad de las Flores, es decir, en Sidi Ifni; y en el Campo, es decir, en los 2.000 kilómetros cuadrados ("aproximadamente1600K2) de montañas estériles y hermosas plantadas en el pecho atlántico de África, casi frente a las islas Canarias, que un grupito de soldados al mando del coronel Capaz había ocupado el 6 de abril de 1934.

Los combatientes legionarios españoles calzaban alpargatas para un terreno  de arena y piedras En la guerra de ifni, hubieron del ejército de tierra, los cuerpos de élite, Legión y Paracaidistas, pero en especial los destinados a Ifni del Servicio Militar Obligatorio. Estos últimos, tenían un par de botas para desfilar y salir de paseo, pero la guerra en la montaña y en las columnas de rescate las hicimos en alpargatas. Si recuerdo, ver a los legionarios con botines de suela de esparto aunque no recuerdo, si en las columnas de rescate  iban con botas. Si me certifican, que los paracaidistas tenían dos pares de botas, así iban siempre calzados con botas. Siempre  consideré que los paracaidistas en la guerra de Ifni fueron  un cuerpo  de élite con ciertos privilegios y que los del SMO fuimos los olvidados, los hermanitos pobres de aquella guerra


La colonia se mantuvo durante apenas 35 años, la guerra que nunca se declaró y cuyo sello de paz oficial jamás fue estampado duró unos ocho meses. La noche del 23 de noviembre de 1957 estuvo a punto de ocurrir un desastre parecido al de Annual de 1921. Estaba todo dispuesto para que guerrilleros marroquíes controlados secretamente por el actual rey Hassán, entonces príncipe heredero, asesinaran en sus casas a todos los habitantes de Sidi Ifni y que tomaran todos los fortines del interior del territorio. La indiscreción de la cuñada aldeana de un policía nativo y la fidelidad de éste a su capitán evitaron la tragedia: le advirtió del ataque previsto. El periodista Jos Martín recuerda que su padre le contaba siempre cómo de madrugada se le presentó un soldado con un extraño y urgente mensaje: "¡Sin novedad, mi capitán: han matado al centinela!". El asalto al polvorín y la toma de la ciudad fue un fracaso que se saldó con un puñado de muertos, pero todos los puestos del interior quedaron asediados. Son terribles las historias que han contado los supervivientes que durante unos diez días estuvieron cercados, hasta que las fuerzas paracaidistas recién creadas y los legionarios consiguieron liberarlos.( No es de todo cierto, ya que, si tanto la Legión como los Paracaidistas hicieron parte en la nefasta guerra de Ifni Sahara, no podemos olvidar  a los del SMO que fueron los que realmente sufrieron  como "soldadesca" la mayor carga de la guerra, tratados como  perros   famélicos. Los primeros que liberaron  a lo que quedaba  de la sección de Ortiz de Zarate y posteriormente liberar a Teleta, fue la 21 compañía del IV Tabor de Tiradores de Ifni que estaba en aquel momento en vanguardia de la columna Muchos de estos liberadores murieron en el empeño, como muchos de los asediados, y algunos nombres se conservan en el recuerdo y en el afecto de sus familias: el alférez de las Milicias Universitarias Rojas Navarrete, el teniente Ortiz de Zárate... Pero la censura fue tan férrea que ni los habitantes de la capital ifneña llegaron a saber lo que sucedió en las guarniciones del interior; ni siquiera, en realidad, los mandos militares, a juzgar por cómo actuaron. Los poquísimos historiadores que se han acercado a aquellos sucesos -militares todos- se sorprenden de que un gobierno militarista como el de Franco tuviera a su ejército en tan patéticas condiciones. Las dolorosas anécdotas son innumerables. El primer muerto ilustre, el comandante Álvarez Chas, cayó al mar en un viejo Heinkel 111, con toda su tripulación, por un error en el momento del aterrizaje. "En el aeródromo existían todas las marcas posibles de whisky, pero faltaban elementos de guía a la navegación", cuenta un testigo. Resultó que aquel glorioso ejército carecía de casi todo: los aviones eran antiguallas de los años treinta; los Junkers que Alemania había enviado a comienzo de la guerra civil, a falta de bombas lanzaban bidones de gasolina provistos de un sistema de explosión artesanal ideado por un teniente; a los soldados se les entregaban hasta cinco viejos fusiles Máuser, con la esperanza de que algunos funcionaran cuando tuvieran que dispararlos; los legionarios calzaban alpargatas para combatir en un terreno abominable de arena y piedras; cargaban todavía con una manta y su ración alimenticia se reducía muchas veces a un chusco y una lata de sardinas; para socorrer a los asediados se les lanzaba el agua dentro de neumáticos de camión, a falta de envases mejores, que reventaban al llegar al suelo; la puntería de los aviadores era tan mala que disparaban contra soldados propios que salían desesperados de los fortines en busca de agua y comida; para las comunicaciones, se usaban radios de carga a pedales... Una pobre defensa llevada a cabo con "vieja chatarra cuidadosamente remendada", como escribe el general Casas de la Vega.

En los sesenta, Sidi Ifni floreció como nunca y los militares cobraban tres veces su salario


A todas aquellas desdichas se añadió un tiempo tan malo, con lluvias y mar agitado, que el enclave estuvo casi un mes sin poder recibir ayuda de Canarias. Muchos civiles tuvieron que formar parte de somatenes para vigilar la ciudad por la noche, incluido en un llamado Batallón de la gabardina, incluso al lado de un puñado de periodistas del régimen que fueron enviados para cambiar la realidad por crónicas literarias... Escaseaba la comida, proliferaba la epidemia de gripe. Las bandas marroquíes dominaron en seguida todo el territorio y consiguieron incluso golpes notorios, como la aniquilación de toda una bandera de la legión, con 97 bajas (42 muertos), en Edchera, en el territorio sahariano, el 13 de enero del año 58... Franco, mientras tanto, disculpaba a su "hermano" el sultán Mohamed V, que había logrado la independencia de Marruecos un año antes, y hablaba como siempre de las asechanzas del comunismo internacional. Pero las Bandas atacantes, unos 5.000 hombres perfectamente organizados y pertrechados en formaciones guerrilleras, eran gente enmascarada de un ejército oficial marroquí al que el propio Franco estaba regalando armas y municiones. Más aún: muchos de sus oficiales habían estudiado en la Academia de Zaragoza.
NAVIDAD
Los habitantes de Sidi Ifni recuerdan con lágrimas aquella terrible Navidad de 1957, encerrados en la hermosa ciudad colonial. Ni la fugaz presencia de Carmen Sevilla en plan Marilyn Monroe, de Gila y otros actores y cantantes pudo aliviar sus penas... y su falta de comida. Tampoco los miles de paquetes -turrón, naranjas, botellas...- que se enviaron desde la península a los combatientes y asediados, recogidos por un programa de La Voz de Madrid. Lo poco que no se perdió en el camino o entre manos interesadas, se repartió en el mes de marzo, polvoriento o podrido. De la colonia sólo quedó en poder de los españoles la hermosa ciudad que ellos mismos habían construido sobre el rocoso vacío desértico, con un círculo de seguridad de unos cinco kilómetros de perímetro defendido por alambradas y trincheras.
Así se mantuvo durante 11 años, y con la ridícula categoría de provincia española, la número 51. En las Cortes franquistas aparecían baamaranis de Ifni y saharauis de la otra provincia, Sahara Occidental, ataviados con vistosos uniformes, a cobrar la paga y a preparar las últimas traiciones cuyas consecuencias todavía colean en el Sahara Occidental, después de la famosa Marcha Verde de 1975. Aquella mañana del 31 de julio de 1969, ( fue el 30 de junio de 1969)va a hacer veintinueve años, se arrió la bandera de España del mástil de la plaza del mismo nombre (hoy plaza de Hassán II). Unos meses antes ya se habían embarcado los restos de los caídos y hasta las cruces que presidían sus tumbas en aquel cementerio que durante la guerra se iba agrandando de noche sin que los civiles de Sidi Ifni supieran por qué. Algunos oficiales lloraron, y también mucha gente de Ait Ba Amrán. La autoridad obligó a todos los civiles a salir de allí, a todos. Pagaron cien mil pesetas a cada uno para que rehiciesen su vida en otra parte. Pero en esos últimos 11 años, en los sesenta, la ciudad todavía asediada brilló como un insólito paraíso. No había riqueza alguna, pero el gobierno asfaltó calles, levantó y pintó casas, construyó un extraño e ingenioso puerto a golpe de millones (puerto que los marroquíes abandonarían enseguida). Sidi Ifni floreció como nunca: los militares todavía salían a caballo a cazar gacelas, cobraban su salario hasta multiplicado por tres, paseaban con uniformes blancos, se casaban con gran boato, multiplicaban las fiestas, las partidas de póquer... Y los pocos civiles que completaban la población española vivían como en una película. Mientras, seguía siendo muy dura la vida en la península. A su lado, unos 8.000 baamaranis, más otra gente de Marruecos, tenían hospital, escuelas, beneficios de todo tipo. También muchos de ellos lloraron, especialmente los áscaris, los antiguos soldados de nuestro ejército. En realidad, se sabe que unos 8.000 chavales de esas ásperas montañas habían sido reclutados para luchar en la guerra civil. Licenciados, seguían cobrando sus pensiones. Todavía ahora muchas familias viven del dinero que un militar les lleva desde Las Palmas cada dos meses. La que fue hermosa ciudad colonial conserva todavía muchos recuerdos de la presencia española y no han sido eliminados aún todos los rótulos de calles y negocios. Mucha gente siente nostalgia de aquella riqueza y mantiene con cierto entusiasmo el idioma que aprendieron. Claro: el hotel España se llama Belle Vue, el cine Avenida está cerrado, en la fachada del ayuntamiento se lee Hôtel de Ville, la iglesia de Santa Cruz, descabalgadas las campanas y tapiada la gran cruz, es sede de los juzgados; el palacio del gobernador sigue siéndolo, pero de Hassán (que nunca ha querido ir a ocuparlo); el aeródromo al que volaba Iberia es un campo de matorral para cabras... El primer hotelito de la ciudad de Sidi Ifni continúa llamándose Suerte Loca y por allí merodean alemanes de chamarra de cuero que fuman kif o turistas de paso asombrados por la mera existencia de una ciudad tan extraña en aquella esquina del mundo. Su antigua belleza se va marchitando día y a día y hace poco se sacó a subasta el fastuoso edificio de la Pagaduría militar, también llamado Consulado. Continúa en su fachada el escudo del águila con su yugo y sus flechas... Los baamaranis de a pie -el barbero, el carpintero, los empleados del ayuntamiento- se lamentan de que España haya olvidado la ciudad que levantó, la cultura que sembró, los recuerdos que dejó. De tarde en tarde cae por allí un nostálgico español que luchó en las banderas paracaidistas o de la Legión, o que padeció un servicio militar muy largo y muy duro en las trincheras del monte Bulaalám. Aquí ocurrió esto, allá ocurrió lo otro, dirá a sus hijos... O tropieza en la calle con antiguos compañeros de escuela, como le ocurrió hace dos meses al explorador Kitín Muñoz, nacido allí. Los tenientes de la guerra son hoy generales y no quieren hablar del asunto. Porque hubo demasiadas historias tristes: sangre, corrupción, derrota... También algunos destellos de gloria, ciertamente. Porque todavía se mantiene el secreto. Pero Sidi Ifni, la que fue levantada por ingenieros militares a lo largo de tres décadas sobre el acantilado, frente a un mar intratable, existe todavía. Languidece solitaria a unos doscientos kilómetros al sur de la turística Agadir, ensimismada en su propia sorpresa, pero dueña aún del rescoldo de las bellezas que un día tuvo. Después de todo, sólo han pasado treinta años desde el cambio de bandera, aunque parece que casi todo ha sido olvidado.

sábado, 5 de abril de 2014

PARA COMPRENDER NUESTRA GUERRA DE IFNI SAHARA HAY QUE DAR UN REPASO A LA HISTORIA DE MARRUECOS
HI  



      HISTORIA   DEL DESCONACIDO CONFLICTO DE 1957-58 EN EL AFRICA  OCCIDENTAL ESPAÑOLA

 

En agosto de 1953, e residente francés en Marruecos, general  Guillaoume, con el fin  de suprimir el nacionalismo marroquí que arrancaba de bastantes años  atrás, depone al sultán Mohamed V, desterrándole a Madagascar, y coloca en su lugar a Muley Ben  Arafa, tío del rey, con el auxilio de importantes personalidades marroquíes, como  El Glaoui, pacha de Marrakech, para satisfacción  de los intereses y aspiraciones de los colonos franceses.

Las corrientes independentistas marroquíes, que se remontan al Manifiesto del partido del Istiqlal, (partido de la independencia) en febrero  de 1944 toman forma con mayor virulencia  en un Ejercito de Liberación (EL) y formado por hombres del campo, del Rif, montañeses del Atlas, tribus del sur  y la guerrilla urbana,  son quienes atacan  tanto a los intereses franceses  como a los marroquíes  colaboradores de las potencia protectora. En septiembre de 1953  tiene lugar un atentado contra  el sultán  Ben Arafa que nuevamente ve amenazada su vida en marzo de 1954. E n mayo se produce otro atentado contra  en general  Guillaoume; el 20 de junio es herido gravemente el general Hauteville comandante de la región  Marrakech y el 30 es asesinado el doctor Eyraud, director de la Vigie Marocaine, una intransigente publicación colonia

Desde julio de 1954 a junio de 1955 se producen, 1430 incendios  331 sabotajes  784  atentados, 477 explosiones,  la muerte de 41franceses y 254 marroquíes colaboradores de la metrópoli. En agosto de 1955 coincidiendo con el aniversario de la deposición  de Mohamed V una oleada de revueltas, que se  origina en Kenitra, invade  las ciudades (Rabat, Casablanca, Safi, Essauira)los campos donde son asesinados 49 europeos  y las minas  y poblados mineros , donde la represión  produce  millares de de muertos marroquíes

                                La independencia de Marruecos

  Mientras tanto en Argelia, en la madrugada del 1 de noviembre de 1954 han comenzado los ataques por todas partes contra la presencia francesa;  en agosto, Tunez ha  obtenido la autonomía interna y la guerra de Indochina marcha de mal en peor. Todo ello lleva a Francia a considerar  como más conveniente el regreso  de Mohamed V  al trono, comenzando  unas negociaciones que pongan fin  a la época  de protectorado.

El sultán regresa en noviembre de 1955 y el 2 de marzo de 1956 Marruecos accede a la independencia, tratando el Gobierno francés de obtener las mayores ventajas posibles de su antigua implantación colonial, al mismo tiempo  que se impedía  la formación de un frente común  magrebí de liberación extendido a todo el noroeste de África.

La política española ha jugado hasta entonces un papel anticolonialista, negándose a reconocer a Ben Arafa, dando asilo en el Marruecos español a dirigentes del Istiqlal y llamando a formar parte del Gobierno al nacionalista Abdejljalak Torres, con la insólita esperanza de sustituir la influencia francesa  en su zona de protectorado. Cuando finalmente llega la independencia en marzo de1956,

La visita de Mohamed V a Madrid para lograr la renuncia española es muy tensa y aunque los proyectos españoles se han visto desbordados por la política de Francia. El Gobierno sigue manteniendo  sus intenciones de protagonismo en Marruecos, no retirando la peseta hasta dos años mas tarde, manteniendo fuerzas allí hasta  y regateando las concesiones para salvaguardar los intereses españoles en el Rif  y en otros puntos. A todo ello hay que añadir que  la cuna y la fe de nacimiento  del régimen están en el norte marroquí, donde se ha formado y ha hecho su carrera la cúpula militar del sistema. Todos estos condicionamientos resultan fundamentales para comprender mas tarde determinadas  inactividades y silencios de las política española en relación a los ataques en el África occidental

Pero  el Ejército de Liberación no tenia como única objetivo la independencia  de Marruecos sino  la eliminación en todo el norte de África de la presencia colonial, conjugando sus esfuerzos con el FLN argelino y los independentistas tunecinos.

Al mismo tiempo perseguía la implantación de la republica, conocedor de que la dinastía alauita, en el pasado y en el futuro, solo sevicia solo serviría para favorecer los intereses coloniales de Francia.

La lucha que debiera  haberse extendido a todo el norte de  África queda escasa de objetivos al alcanzar la independencia Marruecos y Tunez en 1956, por flexibilizar Francia su postura  en las posesiones más expuestas  y limitarse a la defensa de Argelia

El nacionalismo burgués marroquí  se encuentra en el poder a partir de la independencia y en el segundo Gobierno Bekkai. Octubre de 1956 el Istiqlal dispone de ocho carteras ministeriales. Aunque  los sectores mas radicales  ejerciese en el EL una indudable influencia, este no fue nunca  su brazo  armado, mostrando siempre recelo a ser instrumentalizado por cualquier partido

La alianza entre la burguesía independentista del Istiqlal y el trono aunque no se apoyase en una confianza total, tenia  como enemigo común  a los revolucionarios que habían combatido contra el colonialismo y que todavía pensaban en continuar la lucha

A esta idea   general responde la creación de la FAR, las fuerzas armadas  reales que realizan su primer desfile de 14000 hombres en el mes de mayo en Rabat, mientras el Istiqlal  dispone de la Seguridad Nacional, cuya dirección  asume Mohamed Laghazaui. En marzo de 1956 Mohamed V se reúne  con los jefes  mas monárquicos del EL, consiguiendo el juramento de fidelidad de una treintena de ellos  y en julio se integran  en las FAR millares  de combatientes

EL del norte acepta el alto de fuego el 27 de marzo de 1957 a pesar de los que se oponen negándose a deponer las armas, fieles a su doble objetivo de liberación del Magheb y de la Republica de Marruecos. Pero muchos de sus jefes  han sido eliminados físicamente En junio de 1956  Abbas Messadi jefe del EL del norte asesinado en Fez; Abadllah Hddaui es ametrallado a la entrada de  Casablanca, lo mismo que Abadía Abdelkrim y Ahmed Tuil, jefe del grupo denominado Creciente Negro. Mas de cincuenta jefes de la resistencia que habían proyectado proclamar la Republica son ejecutados por elementos de las futuras  brigadas de la policía marroquí bajo la dependencia del príncipe Muley Hassan que en una reunión al mas alto nivel da la orden a Laghazaui jefe de la seguridad nacional de dicha “limpieza”

                           

                                                         José Ramón  Diego de Aguirre

                                                                            Historiador

 

 

“El príncipe  Hassan desde  la deportación de su padre a Madagascar es el que ha movido todos los hilos,  primero creando un ambiente terrorista que obliga Francia a restaurar a su padre al trono y jugando una partida amañada, usado los momentos y los hechos con gran habilidad consigue llegar a la idea del Gran Magheb”

domingo, 30 de marzo de 2014

sábado, 29 de marzo de 2014


 
Estatua de Juan Maderal Oleaga
En diciembre del año pasado el señor Ministro de Defensa comparecía ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados para informar sobre el desarrollo de las operaciones de las Fuerzas Armadas Españolas en el exterior; en dicha comparecencia el portavoz de CIU exponía entre otros asuntos lo siguiente: "...Hemos hablado de los soldados en el extranjero y quiero pedirle, señor ministro, que preste atención a unos soldados que casi todos tienen ya más de ochenta años: los soldados españoles que participaron en la guerra de Sidi Ifni, 1957-1958. Existe una asociación de expedicionarios de la guerra de Sidi Ifni, presidida por el señor Josep Riatós, que pide un mínimo reconocimiento moral o económico...".

En esta guerra librada por España contra fuerzas irregulares del denominado Ejército de Liberación Nacional auspiciadas por Marruecos, que asediaron el territorio de Ifni y atacaron puestos españoles en el Sahara, se produjeron destacados hechos de armas, uno de ellos es el conocido como "Combate de Edchera".

Al amanecer del 13 de enero de 1958 la XIII Bandera de La Legión salía de El Aaiún en dirección a Edchera en misión de reconocimiento. En las proximidades de Edchera toma contacto con fuerzas enemigas estableciendo combate que se prolongará durante ese día, retirándose el enemigo al amparo de la noche y dejando sobre el terreno unos 50 cadáveres; las bajas en las filas de la Bandera alcanzan los 37 muertos y 50 heridos. De los caídos, el Brigada Caballero Legionario Francisco Fadrique Castromonte, Jefe de la 3ª Sección de la 1ª Compañía, y el Caballero Legionario Juan Maderal Oleaga, proveedor de fusil ametrallador en la Sección del Brigada Fadrique, serían recompensados con la máxima condecoración militar en guerra, la Cruz Laureada de San Fernando; estas son las últimas laureadas ganadas en el campo de batalla por La Legión.

El Brigada Fadrique era de Valladolid y el Legionario Maderal Oleaga, vizcaíno de Erandio. Pero la historia de Juan Maderal Oleaga no termina en Edchera. En septiembre de 1968 se inaugura una estatua en su memoria en una céntrica plaza de su ciudad natal a la que se rotula con su nombre; era el homenaje de su pueblo a un héroe.

En marzo de 1979 el Presidente de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Vizcaya, D. Jose María Maderal Oleaga, era asesinado por ETA cuando a primera hora de la mañana se dirigía andando desde su casa al trabajo; era el hermano mayor del último laureado Legionario y también había servido en las filas de La Legión.

Una madrugada de agosto de 1980 la estatua a Juan Maderal Oleaga era arrancada de su emplazamiento y arrojada a la ría de Bilbao; no hubo testigos del hecho a pesar de que esta es de cuerpo entero y tamaño natural, fundida en bronce, de unos ochocientos kilos y que en las inmediaciones de la plaza se encuentran las dependencias de la Policía Municipal de Erandio.

La estatua sería rescatada de la ría años después, perdiendo un brazo en la operación; quedaría depositada en el acuartelamiento del Regimiento Garellano, de guarnición en Bilbao, hasta que a la disolución del citado Regimiento fue trasladada a su actual emplazamiento en la Base Alvarez de Sotomayor.

Hasta aquí las vicisitudes de dos gudaris legionarios vizcaínos, los hermanos Maderal Oleaga, uno, el laureado Juan, caído en combate en Edchera, y otro, Jose María, que le había precedido en las filas de La Legión, asesinado por tres "bravos gudaris" etarras, encapuchados, a traición y con el silencio cómplice de una parte de la sociedad; los Maderal Oleaga procedían de una familia humilde, no eran personalidades públicas.

Quizás el reconocimiento moral o económico de los Soldados españoles que participaron en la guerra de Sidi-Ifni deba empezar por la recuperación en la memoria histórica de un pueblo de casos como los de los hermanos Maderal Oleaga, a los que se ha pretendido borrar de la historia arrojando una estatua a una ría y cambiando el nombre de una plaza; pero la historia no es posible cambiarla, por mucho que se quiera.

La Legión no olvida a sus caídos; por eso, en la fecha conmemorativa del Combate de Edchera, 13 de enero, se rinde homenaje a los caídos en dicho Combate, entre ellos, los laureados Fadrique y Maderal Oleaga, en un escenario presidido por la estatua de este último, recuperada un día del fondo de la ría de Bilbao y hoy en la Base de Viator.

martes, 25 de marzo de 2014

Adolfo Suárez nos demostró, que no son las ideas las que fallan.
                                 Fallan las personas

viernes, 21 de marzo de 2014


domingo, 16 de marzo de 2014

UN POCO MAS DE HISTORIA SOBRE SANTA CRUZ DE LA MAR PEQUEÑA


Un poco de historia


La historia de la época nos dice: Que el sitio en que estuvo construido el castillo de Guader. Santa Cruz de la Mar pequeña, de Mar chica ó Mar menor, que con todos esos nombres se designaba dicha fortificación. Para introducirnos, hablaremos muy ligeramente de la ocupación y conquista de las islas Afortunadas ó Canarias, á fin de consignar tan sólo lo que hace relación a nuestro intento.

Las citadas islas, se consideraron de muy antiguo parte integrante de los dominios españoles, por haber poseído la dinastía goda la Mauritania Tingitana en la Berbería occidental y en este concepto, concedióse por D. Enrique III de Castilla su señorío y el del Mar menor de Berbería á Juan de Bethencourt ,que conquistó las cuatro islas menores y emprendió algunas correrías sobre las costas fronterizas de África.

. Estas incursiones, que proporcionaron no escaso provecho á Bethencourt y contribuyeron á que reconociese gran extensión de costa, movieron también á aquel célebre aventurero a tener el propósito,( que no llegó á realizar), de construir en África una«fortaleza propia para poner á contribución del país.»
Pasando por alto en esta sucinta narración, las discordias habidas por casi un siglo entre las coronas de Portugal y Castilla, á causa de que un sucesor de Bethencourt que hizo la doble transmisión de sus dominios al conde de Niebla y á D. Enrique, infante de Portugal, y otros detalles é incidencias, expondremos, sin embargo, que él primer duque de Medina Sidonia , hijo del conde de Niebla, y á cuyo cargo estaba la heredera de las Canarias, doña Inés de Peraza, casó á ésta con Diego García de Herrera; por lo cual éste quedó en 1445 en posesión del señorío de aquellas islas y del Mar menor de Berbería.

Herrera se decidió á llevar á cabo el propósito de Bethencourt; preparó al efecto una expedición con las tropas y provisiones necesarias y desembarcando en el puerto de Santa Cruz de la Mar pequeña, y estableció una fortaleza. Respecto al lugar en que se construyó esta fortaleza y demás detalles de la expedición, dice Viera, (historiador) tomándolo de las crónicas de aquella época, lo siguiente:

«Mar pequeña dista como treinta y tres leguas de Lanzarote.
»Ejecutóse el desembarco á la media noche por la embocadura
»del río que aquellos naturales llaman el Vado del Mediodía, la
»cual forma una bahía navegable hasta tres leguas tierra adentro. Construida la fortaleza con una admirable prontitud, se
«coronó de artillería y se le puso una respetable guarnición, al
»mando de Alonso de Cabrera.
Herrera se restituyó a Lanzarote,
»y los avisos y provisiones de boca y guerra se comunicaban por medio de una fusta ó embarcación pequeña que desde luego se «dedicó á aquel ejercicio.»

martes, 11 de marzo de 2014

HISTORIA


         LA HISTORIA  DESDE MI PUNTO DE VISTA
 
Hace unos días,  con motivos del cartel anunciador que he colgado en este blog tuve ciertas discrepancias  con un veterano.

El hecho fue, que al leer el anunciado  (posiblemente con razón por la interpretación) pensó  que el tema de la conferencia lo iba a desarrollar sobre mi “guerra” y  en este caso, él que aunque estuvo en 1964 se consideraba  en su “posguerra” parte de la guerra de Ifni porque también lo había pasado muy mal  (cosa que nunca he dudado) No quise profundizar, pues no soy partidario de herir sentimientos, pero pienso  que han pasado 57 años  y entre medias verdades y muchas mentiras,  han hecho  que cada uno pueda hacer  la elección que más le acomode en un terreno tan amañado. Seria conveniente poner un poco de orden en este “batiburrillo”  donde incluso se sitúa la guerra en Sidi IIfni y  la “mili” en la 51 provincia española, o sea, como en Albacete, pero en malo

 No dudo, que no pocos veteranos que siempre se han considerado de aquel Ifni tan español dirán: “A que viene este Adolfo de los cojones a decirnos quienes somos.” Pienso que en este  particular caso habría que analizar la historia (que es el tema de mi conferencia) y posteriormente, uno pueda considerarse como bien le plazca.

 Veamos como puedo explicar la difícil dicotomía Ifni (territorio) y Sidi Ifni (capital del territorio).

Supongamos que Ifni es España (territorio) y Alicante hubiera sido su capital, a considerar, que tanto Alicante  como Sidi Ifni tienen una superficie que determina  sus límites.

El 23 de noviembre de 1957 España es ocupada militarmente por fuerzas marroquíes y  “Alicante” queda separada del territorio por una línea defensiva que determina sus límites. Con una superficie aprox. de 60 Km2

La pregunta que se impone es, si Alicante es España. Para poder dar respuesta a esta pregunta tendríamos que apoyarnos en el 23 de noviembre de 1957, en el Tratado de Angra de Cintra de abril de 1958 y en del Tratado de Retrocesión  de 1969.

En el segundo,(tratado de Angra de Cintra) se demuestra, el haber  pactos  no conocidos para un final de la guerra, donando como pago  a los “agravios cometidos al reino de Marruecos” Cabo Juby  y Villa  Bens (franja de Tarfaya hasta los 24º 37´) y aceptando la perdida del territorio de Ifni (no escrito en el tratado, por lo vergonzoso que hubiera sido, dado que desde enero de 1958 Ifni era la 51 provincia española, según Carrero Blanco).Después del 23 de noviembre de 1957 nos queda  Sidi Ifni (Alicante)  que durante 10 años  siguió  siendo  lo que fue;  el cortijo de los militares del régimen,  defendido por nueve o diez mil soldados,   separado del territorio, por unos limites establecidos por alambradas, quedando como una ciudad con nombre Sidi Ifni (que estuvieron defendiendo todas las quintas posteriores al 58)  Pero he aquí, que llego la ONU (América)  y dijo, que el plazo se había cumplido (algún pacto secreto si hubo) y había que descolonizar Ifni,  pero claro, como devolver algo que no se tenia,  había que pensar en algo que fuese una solución para resolver el problema sin que España fuese humillada. Aquí entra en escena  el Sr. Kissinger por entonces secretario de Relaciones Internacionales (sin ser aun Secretario de Estado de los EE UU ya  es influyente) uniendo su gran amistad  con el reino alauita;  es  el que supuestamente da una solución, con la conversión de Sidi Ifni en el territorio de IFNI e inventando el palabro “Retrocesión”.  España cumplía así el mandato de la ONU y salía de Sidi Ifni  como Ifni sin humillación donde no hubo ni vencedores ni vencidos

Algo complejo si es, tanto que hoy que se habla o se escribe sobre la guerra de Sidi Ifni o se denominan Veteranos de IFNI cuando no lo son, dado que lo que estuvieron defendiendo fue Sidi ifni…no quisiera dañar conceptos de orgullo  personales de ser o no ser es algo que pudiéramos llamar efectos colaterales de esta explosión. Cuan engañados estuvimos todos.

La  verdad que lo siento, pero la historia es la que es, o yo así la interpreto Tengo un amigo que a los cincuenta años se ha enterado que sus padres lo compraron, eso es peor  

Si alguien pudiera desmentir lo por mi expuesto, le estaria sumamente agradecido   

                                                       Adolfo Cano

sábado, 8 de marzo de 2014

VALLADA CON LOS HEROES DE IFNI


                                         VALLADA
 
 
 
Vallada es un municipio perteneciente a la provincia de Valencia y la comarca de La Costera, en la Comunidad Valenciana

El origen urbano de la población lo encontramos en la época romana, en una “villa” de cierta entidad, situada en el valle del río Cáñoles, por el que discurría la Vía Augusta. Vallada fue incorporada a la Orden y Caballería de Nuestra Señora de Montesa, a cuyo señorío perteneció hasta el S. XIX. En 1547, Fran Pedro Luís Galcerán de Borja, último Maestre de la Orden y Caballería de Nuestra Señora de Montesa y San Jorge de Alfama, segregó el Lugar de Vallada de la Villa de Montesa, otorgando jurisdicción propia a Vallada y dándole el título de Villa.

 El municipio tiene en el mueble de mimbre y junco su principal actividad económica al tiempo que mantiene la tradición de la cestería de mimbre artesanal. En la agricultura predominan como cultivos de secano los olivos, los cereales, los almendros y los frutales. Los cítricos y distintas variedades de frutales ocupan los cultivos de regadío. Destaca el terreno forestal, que ocupa una superficie de 2.793 Ha

 

Es en este pequeño municipio de  3500 habitantes donde el equipo de gobierno  ha tenido a bien concedernos una calle (única  en toda España) “A LOS HEROES DE IFNI”. No puedo por menos desde este blog, dar las gracias a quien corresponda.

miércoles, 5 de marzo de 2014

LA FUTURA HISTORIA DE ESPAÑA




Este simpático artículo, que con un tono  de humor  ofrece un relato que nos puede hacer reflexionar,  esta copiado
 DEL BLOG DE JUAN CONEJO
 
 La futura Historia de España.

 
Un artículo de D. Antonio Díaz Bautista. (Fallecido en enero de 2013)

 Cuando se estaba hablando de la reforma del Estatuto catalán y las cosas del señor Mas---el que se pensaba que no debía aprobarse desde Madrid---, me eché una noche en la cama sin muchas ganas de dormir, y me tuve que levantar para ver si leyendo algo, me llegaba el sueño. Para ese fin cogí uno de mis libros favoritos: un viejo libro de “La Historia de España”.

 Y releyéndole por enésima vez, por fin me llegó el sueño. Y soñé. Baya si soñé.

 No sé cómo, pero yo me encontraba en el salón se mi casa con Juvencio, un gato muy inteligente que tengo.

 
Lo cierto es que Juvencio, entre ronroneos, me estaba diciendo muy claramente, que él, metido a profeta, ya sabía lo que iba a suceder dentro de poco tiempo en este país.

 
Según él, las actuales comunidades autónomas acabarían convirtiéndose en naciones, y, aún dentro de ellas, se separarían las provincias y después las comarcas, hasta formarse una constelación de minúsculos países, casi siempre peleados unos con otros.

  Me anunciaba en mi sueño el gato Juvencio, que, aprovechando la debilidad producida por tal fragmentación, nos conquistarían los musulmanes (que antes ya habrían llegado a miles en cayucos hasta nuestras costas tras un efecto llamada socialero meterse hasta la cocina) y con muy mala leche.

 Y riéndose el muy ladino de Juvencio, me decía que las feministas no podrían ni salir de sus casas para asistir a alguna manifestación acorde con sus idearios.

Pero me decía el gato Juvencio que cree que después de todo, y cuando pasen otros más de mil años, lentamente todo se iría arreglando porque siempre habría algún príncipe de sangre real (igual se llamaría Pelayo), que se haría fuerte en Asturias e iniciaría de nuevo otra Reconquista. Cuando ésta concluyera, afirma el gato sabio, que sólo habría dos grandes comunidades autonómicas: una en el Este hacia el Mediterráneo y otra que comprendería el Sur, las dos mesetas y los territorios atlánticos y cantábricos.

 Entonces, se casarían el presidente de una de las comunidades y la presidenta de la otra, o los dos presidentes o las dos presidentas, lo cual sería posible según una antigua ley de comienzos del siglo XXI. De este modo se lograría la unidad nacional y surgiría de ella un nuevo estado que se llamaría España II.

 Ante tan peregrinas como infundadas previsiones, me desperté con un sobresalto y entonces desapareció de la escena el gato Juvencio que me estaba haciendo imposible un sueño tranquilo. Claro que bien pensado, si ese gato existiese en realidad, lo mejor sería que le matriculase en un centro docente para gatos que le garantizara como a los niños de ahora, el que no se tenga en el futuro ningún conocimiento sobre temas históricos.

 

 

 

 

No se nos puede dejar solos........

jueves, 27 de febrero de 2014

¿ IFNI Y SAHARA                                                                 FUERON  PROVINCIAS ESPAÑOLAS ?

       

 El 25 deoctubre de 1975. se publicó en el Boletin de las Cortes, un proyecto de ley de descolonización que pasa a la Comisión de Leyes fundamentales para tramitarlo con carácter de urgencia. El 10 de noviembre se debate el proyecto en Comisión y se discute el título de«desprovincialización» en lugar de «descolonización" como sentencia.
«18 años después de que Carrero y Franco hubieran convertido al Sáhara en provincia española, sus procuradores tenían que admitir que nunca había formado parte de la nación".
El preámbulo de dicha Ley expresa claramente que «El Estado español ha venido ejerciendo. como potencia administradora, plenitud de competencias y facultades sobre el territorio no autónomo del Sáhara. que durante algunos años ha estado sometido a un régimen peculiar con analogías al provincial y que nunca ha formado parte del territorio nacional» Esta postura del legislativo español no es sino el ultimo refrendo de la doctrina que el Consejo de Estado había sostenido desde el proceso de cesión de Ifni
basada en la imposibilidad de asimilación del territorio de las anteriores «provincias» por que «considera que la descolonización puede restaurar una integridad territorial mutilada por la situación colonial pero no quebrantar la integridad territorial del Estado descolonizador, la salvaguarda de la cual es uno de los principios
capitales de la misma Carta de la Organización de las N.U., y ello sólo puede deducirse lógicamente de que la calificación de un territorio como no autónomo supone su calificación como territorio ajeno al del Estado administrador, de manera que la secesión de aquél respecto del ámbito espacial de la soberanía de éste, ya para adquirir su independencia, ya por cederlo a un tercero, no afecta a la integridad territorial del mismo Estado».
Este Acuerdo junto con los Acuerdos de Madrid entre España y Marruecos relativos a algunos aspectos de la mutua cooperación entre los dos países de la misma fecha; forman los Acuerdos «secretos" de Madrid.

 Sábado, 03 de abril de 2010

 

                                                      Recuerdos

Desde el 23 de noviembre de 1957, tras el ataque rechazado al Ejército de Liberación marroquí, auspiciado por el  príncipe  Muley Hassan, nos habían situado en la montaña (el Bulalam) lindante a la capital Sidi Ifni formando una primera línea defensiva provisional

Éramos pocos para cubrir mucha línea. Por ese tiempo, vino una bandera de la Legión que vimos con alegría desde la montaña como entraban, por la cuesta que llegaba al Grupo de Tiradores, con ese marcial paso de legionario, hasta el acuartelamiento  El hecho nos subió la moral. Posteriormente nos dimos cuenta que la mayoría eran reclutas, entre 18 y 19 años (Seguramente por la urgencia de mandar tropa de refuerzo).también vimos subiendo a la montaña a reforzarnos al regimiento Soria  nº9. Lo curioso es que habiendo pasado tan solo cinco o seis días, ya los veía como a niños “vestidos de domingo” llegados sin ninguna preparación a reforzarnos…y a morir ¡Malditos los mandos de Madrid!

 Era…sobre el 30 de noviembre. Se nos acerco el sargento (la 23 compañía del IV Tabor de Tiradores, el sargento creo recodar que se llamaba Otero) pidiendo voluntarios para bajar al pueblo y aunque uno sabia aquello de "voluntario ni a una paella" el salir, aunque fuese un rato de aquella horrorosa posición, me hizo dar el paso al frente. Sin saberlo, se estaba organizando la operación Netol para liberar el puesto avanzado de T´Zelata. Nos bajaron en un camión hasta las caballerizas, allí nos asignaron un mulo a cada uno cargado con armamento pesado al que había de subir al puesto de mando en la montaña.

 Yo sabía que existían los mulos, pero nunca había visto uno de cerca, menos aun hacerme cargo de él y conducirlo hasta el puesto de mando. Mejor me hubiera quedado pues aquello para mí fue muy "jodido

Salimos al día siguiente muy de mañana, nos dieron la guarnición completa, una cantimplora de agua, una lata de sardinas, otra de carne, unos botines de tela con suela de esparto, la guarnición completa eran 20 o 25 Kg. a la espalda y adelante. Nos dijeron que íbamos a liberar a nuestros compañeros sitiados. Se formo una columna de rescate importante, el IV Tabor de Tiradores, una bandera de La Legión, una compañía de los de Soria  9 , sanidad,  zapadores… mas de un millar, también venía el comandante cura de Tiradores y cuando nos disparaban los moros y la columna se resguardaba, él quedaba alguna vez de pie gritando "¡Cerdos!... ¡Cabrones!"

La resistencia del cuerpo humano es, en muchos casos, desconocida y también los cambios de mentalidad ante el llamado espíritu de supervivencia, donde uno mata hasta con rabia y un cierto contento de no haber sido uno mismo

 Los 20 Kg. cargados a la espalda se convirtieron a la primera hora de marcha en una carga insoportable, pero ocurría que cuando sonaban los "pacos" (se decía así por el sonido del disparo, "PAM" cuando te disparaban y "CUM" cuando pasaba por encima de la cabeza. Las balas peores eran las rebotadas que sonaban como "abejorros" y hacían mucho destrozo) desaparecía el cansancio y con gran agilidad se buscaba uno un sitio para atrincherarse hasta que se limpiaba la zona por la compañía de vanguardia o retaguardia.

 Recuerdo algo que, dentro de mi propia batalla por eliminar de mi mente aquel pasado por higiene mental, no conseguí borrarlo. Es algo que, aun hoy, conservo aquella visión.

 Fue de vuelta a nuestras posiciones, una sección de mi compañía tenía que eliminar un emboscado, que en una cueva ya había herido mortalmente a uno de los nuestros y tenía a toda la columna parada. Un pelotón (en el que iba yo) consiguió acercarse por un lateral y tiramos al interior de aquella cueva granadas de mano (calculamos 6 granadas de mano). Cuando entramos la visión fue dantesca, había mucho polvo. Lo que más perdura en mi mente, es que había un macuto con un pan salpicado de sangre y tierra, nos lo repartimos entre los tres que entramos y lo comimos sin limpiar y con avaricia, para que no nos vieran los demás.  Llevábamos casi dos días sin comer,  estábamos hambrientos, agotados, embrutecidos. Los botines de tela ya habían dado  lo de si y aproveche el turbante del moro para enrollarlo en el botín que se había “desguazado”

Volvimos con los paracas  que habían saltado en Teliuin  y el cuerpo sin vida del Teniente Ortiz de Zarate recogido un par de Km. antes de llegar a Telata

Nunca he encontrado la respuesta, otra, de que el individuo debe sufrir en ciertos momentos  y en situaciones determinadas una cierta metamorfosis, contribuyendo a ello, supongo, elementos como la adrenalina y las endorfinas del propio organismo, ya que uno tiempo después no se reconoce.

 

Adolfo Cano Ruiz

 Tiradores de Ifni, IV Tabor, 23 CIA.

 1957-1958

lunes, 17 de febrero de 2014

TRABAJANDO POR LA HISTORIA

Pocos quedamos participantes de aquella extraña guerra, pocos también con capacidad para poder decir,  de una u otra forma que en Ifni hubo un conflicto armado con muertos, heridos, heridos mutilados por vida, prisioneros, “desaparecidos”( muertos cuyos cuerpos nunca se recuperaron)que es lo que desgraciadamente ocurre en una guerra.

Aquel Ifni de 1957  que estuvo lleno de intrigas políticas, de vergonzosos pactos, de muertes innecesarias permitidas por un Régimen que considero que la muerte  de un puñado de “soldadesca”  no importaba mientras sus  impúdicos intereses no fueran alterados.

Cuando uno ya “languidece” con los años y tiene tiempo para reflexionar, cuando uno llega a interpretar lo acontecido  hace 57 años y se considera con capacidad para conducir el tema de la guerra de Ifni Sahara de forma mas veraz o diferente, casi tiene la obligación de decir lo que piensa, de lo acontecido en aquello malhadados territorios. Así lo interpreto, cuando después  de fundar  la Asociación AVILE (por que pasaba por allí) me interesé por dar respuesta a preguntas que se imponían, y continué “hurgando” en la historia de Ifni aun después de dejar la Asociación, incluso con más empeño

Nunca me ha gustado el figurar, aunque por carácter o forma de ser, siempre he estado metido en uno u otro “lío”, ahora para este año tengo concedida  en Campello dos salas una, para   exponer fotos y otra para hacer una conferencia sobre la guerra de IFNI. En Campello lo haré solo, y en Villajoyosa con mi amigo y excombatiente (de mi misma compañía) Nazario  Selles Buforn. Las fechas las tengo por determinar, ya lo anunciare en su momento.
                                                   Adolfo y Nazario
 







martes, 11 de febrero de 2014

ES SOLO UNA CARTA, PERO DICE MUCHO


.
                          ESTO ES ESPAÑA
 

Hace poco, las madres de PANDILLEROS  encarcelados, realizaron una manifestación, exigiendo los  "DERECHOS" de sus hijos.
Acá está la respuesta de una  madre ciudadana, hacia la madre que protestaba

DE  MADRE A MADRE:
"Vi tu enérgica protesta delante de las  cámaras de TV, en la reciente manifestación en favor de la  reagrupación de presos y su transferencia a cárceles cercanas a  sus familiares, y con mejores prestaciones.
 
Vi cómo te  quejabas de la distancia que te separa de tu hijo, y de lo que  supone económicamente para tí, ir a visitarlo como consecuencia de  esa distancia.
 
Vi también toda la cobertura mediática  que dedicaron a dicha manifestación, así como el soporte que  tuviste de otras madres en la misma situación y de otras personas  que querían ser solidarias contigo, y que contabas con el apoyo de  algunas organizaciones y sindicatos populistas, comisiones  pastorales, órganos y entidades en defensa de los derechos  humanos, ONGs etc. etc.

Yo también soy madre y puedo  comprender tu protesta e indignación.


Enorme es la  distancia que me separa de mi hijo.
Trabajando mucho y ganando  poco, idénticas son las dificultades y los gastos que tengo para  visitarlo. Con mucho sacrificio sólo puedo visitarlo los domingos,  porque trabajo incluso los sábados para el sustento y educación  del resto de la familia.
Felizmente, también cuento con el  apoyo de amigos, familia, etc.
Si aún no me reconoces, yo soy  la madre de aquel joven que se dirigía al trabajo, con cuyo  salario me ayudaba a criar y mandar a la escuela a sus hermanos  menores, y que fue asaltado y herido mortalmente a balazos  disparados por tu hijo.
 
 En la próxima visita, cuando tú estés  abrazando y besando a tu hijo en la cárcel yo estaré visitando al  mío y depositándole unas flores en su tumba, en el cementerio.
¡Ah! Se me olvidaba: ganando poco y sosteniendo la economía de  mi casa, a través de los impuestos que pago, tu hijo seguirá  durmiendo en un colchón y comiendo todos los días. O dicho de otro  modo:seguiré sosteniendo a tu hijo malhechor.
Ni a mi casa, ni  en el cementerio, vino nunca ningún representante de esas  entidades (ONGs), que tan solidarias son contigo, para darme apoyo  ni dedicarme unas palabras de aliento.
¡Ni siquiera para  decirme cuáles son MIS DERECHOS

lunes, 10 de febrero de 2014

CURIOSIDADES


                        LEY DE VAGOS Y MALEANTES

 

Uno de los más extendidos mitos es que la Ley de Vagos y Maleantes fue promulgada por el General Franco. Sin embargo, la Ley de Vagos y Maleantes es de la República, salida de Manuel Azaña. Fue aprobada esta ley por las Cortes Constituyentes de la República, y firmada y promulgada el 4 de agosto de 1933.

Curiosamente, el fundamento de esta norma era el famoso comienzo del artículo 1º de la Constitución de la República de 1931, el cual señalaba que «España es una República de trabajadores de toda clase». Es decir, era persona peligrosa la que no tuviera trabajo o no pudiera trabajar. Esa misma ley preveía el sometimiento de medidas de seguridad «progresistas» a las siguientes «clases de ciudadanos»: ¿Vagos habituales; rufianes y proxenetas; los que no justificaran la posesión o procedencia del dinero u otros efectos, los mendigos profesionales o los que vivan de la mendicidad o exploten a los menores, enfermos menta-les o lisiados; los ebrios y toxicómanos; los que para su consumo inmediato suministren vino o bebidas espirituosas a menores de catorce años en lugares y estable-cimientos de instrucción o en instituciones de educación e instrucción y los que de cualquier manera promuevan o favorezcan la embriaguez habitual; los que ocultaren su verdadero nombre, disimularen su personalidad o falsearen su domicilio o tuvieren documentos de identidad falsos u ocultaren los propios; los extranjeros que quebranten una orden de expulsión del territorio nacional; y los que observen conducta de inclinación al delito, manifestada por el trato asiduo con delincuentes y maleantes, por la frecuentación de los lugares donde estos se reúnen habitualmente; por su concurrencia habitual a casas de juegos prohibidos y por la comisión reiterada y frecuente de contravenciones penales.

A los incursos en alguna de estas circunstancias se les imponían unas medidas de segu-ridad que oscilaban desde el internamiento en centros de «reeducación» por tiempo no superior a cinco años, o la expulsión de los extranjeros, el «asilamiento curativo en casos de templanza por tiempo absolutamente indetermi-nado» o el destierro indefinido. La Ley de Vagos y Malean-tes de Azaña es sin duda un texto que define el pensamien-to de la izquierda de entonces sobre los marginados socia-les y cuál era el trato social y jurídico que merecían. Un texto propio de régimen totalitario que se engendró en el seno de las Cortes Constituyentes de la II República. Era un texto que pisoteaba los supuestos derechos fundamentales de los ciudadanos reconocidos en la Constitución, pues esta ley ordinaria era la que se aplicaba, no la Carta Magna.

El primer campo de concentración de vagos y maleantes de España. El 18 de agosto de 1934, la revista gráfica Estampa, que se editaba en Madrid y se distribuía en toda España por 30 céntimos el ejemplar, publicó un interesante reportaje sobre esta ley «progresis-ta». En la portada varios vagos y maleantes en fila de formación, y debajo el titular «El primer campo de concentración de vagos y maleantes». En Alcalá de Henares (la patria chica del promotor de la Ley, Manuel Azaña) se había inaugurado un campo de concentración, llamado más tarde «Casa de Trabajo» sobre las antiguas instalaciones de la cárcel de mujeres. Después de la Guerra Civil estas infraestructuras se convirtieron en los Talleres Penitenciarios de Alcalá de Henares, en cuya imprenta se editaba la tirada oficial del Código Penal, y la que los presos redimían penas por el trabajo.

En agosto de 1934 estaban entre sus rejas trescientos vagos y maleantes proscritos por la República democrática. En el resto de España había ya condenadas cerca de tres mil personas, in-ternadas en las cárceles comu-nes. En Alcalá de Henares, los vagos y maleantes eran ocupados en las más diversas tareas tales como mover una azada y un pico, abrir surcos en la tierra de cultivo, pintar paredes, cortar leña sin percibir nada más que el rancho como contraprestación. Para los internos, esta nueva vida «era un calvario».

1934. Los vagos y maleantes con pico y pala en Alcalá de Henares

Ésta es una parte de la Historia de España, olvidada por la subvencionada Memoria Histórica.

Y hay que decir, en honor a la verdad, que Franco siguió con la ley.

 

LEY DE VAGOS Y MALEANTES

(LA GANDULA)

miércoles, 5 de febrero de 2014

REFLEXIONES


       HENRY  KISSINGER Y CARRERO BLANCO
                        





Henry Kissinger

El presidente Nixon le incorporó a su administración en 1969 con el cargo de secretario ejecutivo del Consejo de Seguridad Nacional. Desde ese puesto dirigió de hecho la política exterior de Washington, antes de que fuera nombrado Secretario de Estado en 1973
Carrero Blanco

Apreciado Juan: Por  lo que me cuentas  hemos estado en la misma guerra, pero claro, parece como si los parámetros en la que la vivimos no sean los mismos. No dudo que el estatus del cuerpo de paracaidistas  nada tiene que ver con los del SMO. La guerra de Ifni, fue corta dura y extraña (esto lo escribí hace algún tiempo)  Así el verdadero infierno fueron escasos cuatro meses donde los del SMO en la montaña a “pelo” sin alambradas ni campos de minas con muy poca comida y casi sin agua y prácticamente sin dormir con alguna que otra “refriega” y mucho miedo aguantamos hasta la llegada de refuerzos (posiblemente en ese momento calzábamos botas por salir del cuartel en urgencia y “equipados” la madrugada del 23)

Lo que me cuentas de la huida descalzos y el castigo por tal acto  de tener que ir en zapatillas y ser este el posible motivo por el  no calzar botas, pues… que quieres que te diga. Mejor  no te digo nada.   Te adjunto  alguna foto, veras una comiendo (siempre en el suelo) con botas,  son Tiradores del 67 donde  ya les habían cambiado el atuendo típico de Tiradores. Recuerdo ,que uno podía comprase si podía, unas sandalias. No sigo. Un abrazo Adolfo
En el año 1940 redactó un informe recomendando la neutralidad española en la II Guerra Mundial. Desde entonces se convirtió en hombre de confianza del general Franco, desplazando paulatinamente a Juan Antonio Suanzes. Fue nombrado Subsecretario (1941) y Ministro de la Presidencia (1951), luego Vicepresidente (1967), lo que supuso un incremento creciente de su peso específico en el gobierno. En su labor procuró limitar la influencia de los falangistas, promovió la modernización económica y administrativa del Estado, aunque siempre dentro del franquismo,
 En junio de 1973 fue nombrado Presidente del gobierno, lo que hacía pensar que se convertiría en el hombre fuerte del Estado a la muerte del dictador y en el pilar sobre el cual se sustentaría el franquismo sin Franco, pero su asesinato el 20 de diciembre de 1973

Siempre me han intrigado estos dos personajes. Henry Kissinger,  porque aunque de forma algo tardía entra en la partida organizada por Muley Hassan, apoyado por su padre rey de Marruecos mohamed V donde se esta jugando las colonias españolas Ifni y el Sahara. Es una partida amañada, a la que Kissinger aporta su importante logística, su propia amistad y la de los EEUU.

Carrero Blanco. Un personaje curioso, del Nacional Catolicismo.Hombre de mar, que  ganándose la confianza de Franco llega al grado de almirante. La Dirección General  de Marruecos y Colonias (A.O.E) dependiente del ministerio de Presidencia, cargo que ya ostenta en 1951. Es quien aplica el “absurdo impuesto”en las colonias africanas, demostrando el no saber nada de la idiosincrasia del pueblo nómada. Franco se dejo llevar por un marino y así nos fue en Ifni. Dejo primero en 1953 pasearse por nuestros territorios a bandas organizadas del EL, para posteriormente considerarlos “moros malos” porque según él eran comunistas. A no olvidar el decreto ley de enero del 58 por el que las colonias africanas se convertían a su capricho en provincias españolas. Nunca comprenderé el tratado de Angra de Cintra del 3 de abril de 1958, del como tributo a un cese de hostilidades (léase rendición) se cede parte de la “52 provincia” (zona norte del Sahara hasta el paralelo 27º 40´) y se mira para otro lado por el abandono de Ifni (51 provincia) ocupado militarmente  desde el 23 de noviembre de 1957. Con muertos españoles, dejados en el territorio sin enterrar y cuyos cuerpos nunca se recuperaron.   

Si comprendo hoy parte del porque y del como y me avergüenzo de de aquellos y de estos gobernantes que jugando al tu más, ocultan sus vergüenzas pasadas. Algunos, queriéndose lavar con la lejía del bien hacer, en cuanto sus pretendidas legalidades, con una Memoria Histórica de conveniencia  para que no se pierda el ardor o recuerdo de aquella España que fue República.  Ifni Sahara… ¿eso que es?
Lo siento Sr. Carrero Blanco, posiblemente dentro de sus graves errores, doy por seguro, que si el Sr. Kissinger no le hubiera cogido “mal de ojo” el desarrollo del Sahara hubiera sido otro. Cierto que si Vd.  aun muerto no tiene perdón, tampoco lo tienes los que gestionaron la cesión del Sahara a un Marruecos que no le correspondía. Dicen que hubo quince mil millones de razones. . Como final podemos decir, que dado la entrega  de Ifni (Sidi Ifni)  en el 69 como del Sahara en el 75  poco de provincias española tenían. No puedo olvidar  a aquellos que con orgullo hablan de haber ganado la guerra defendiendo una provincia española Pues, no, la guerra la perdimos vergonzosamente y muchos murieron  defendiendo algo que ni en verdad era lo que nos correspondia.
                                         Adolfo Cano
              

                                 ABSURDOS IMPUESTOS


 Mientras se empieza a fraguar en Marruecos  el delirio expansionista  y anexionista, otros hechos concurrentes  suceden en Ifni y en el Sahara, que darán cabida a una cada vez mayor alteración de la tranquilidad de los años anteriores.

Establecida España en Ifni desde 1934(aunque sus derechos se remontan  al tratado con Maruecos de 1860) y en el Sahara desde 1884 con una progresiva expansión después de la guerra civil, toda la época anterior a este momento se ve exenta de graves complicaciones en el trato de los nativos o con los nómadas.

La orden de la Presidencia del Gobierno de 9 de marzo de 1954(cuando ya en 1953 se había permitido el libre paso del EL por nuestros territorios) ponía en vigor  en el AOE el reglamento  para la percepción de impuestos  indirectos, transmisión de bienes, timbre, valores mobiliarios, pagos de la administración, transportes de mercancías  y derechos de entada y salida de las mismas. Se aplicaba una tarifa del 1 por 100 para los alimentos básicos, tales como harina; otra de 10 por 100 para el azúcar, café, y te y el 30 por 100 para el petróleo, la gasolina y el gasoil. Los  impuestos indirectos incidían muy negativamente  en la economía nómada, consumidor preferentemente de harina de azúcar, de te, y de petróleo para la iluminación de las jaimas, así como gasolina para una incipiente monitorización. En el fondo de esta política impositiva se escondía el propósito  de conseguir substanciales ingresos sobre el mineral de hierro de Mauritania explotado por la compañía  Miferma, que tendría que pagar sus impuestos para el embarque en algún puerto del Sahara español, tal como Villa Cisneros, en el que se pensó, evitando así un transporte  mas largo  a través de  Mauritania para salir  por el puerto de Nuadibú, solución finalmente adoptada  por Francia.

 L a política impositiva de impuestos indirectos se continuaba  con una política de impuestos directos sobre la riqueza rustica por cultivos agrícolas, sobre el escaso arbolado, sobre la riqueza urbana, sobre el trabajo personal, sobre los beneficios de empresas de los  que estaban exentos los de carácter familiar, además de de un impuesto personal  consistente en una tarjeta de identidad de abono obligatorio para los mayores de 14 años. Era objeto de preferente atención el ganado, la mayor riqueza del nómada, que tendría que abonar 2,50 Pts por camello, 3 Pts por vaca, 1,75 porcada  asno, 0,40 por oveja y 0,30 por cabra (recordemos que  es moneda de 1954 en una economía muy restringida). Nada mas entupido y  absurdo que intentar agarrotar con impuestos a  los nómadas, cuya independencia de los poderes estatales de Marruecos y de sus aspiraciones impositivas se remontan a siglos atrás.”En el Sahara ni se le reza al sultán ni se le paga tributo” era un lema de sobra conocido por la Administración española

Coincidiendo con la independencia de Marruecos y en el mas inoportuno momento político, se dan las instrucciones para el cobro de los impuestos directos sobre el ganado a causa del largo plazo transcurrido, sabiéndose rebasado el tiempo imputable a la especial mentalidad del hombre del desierto. Vía que superar la situación para no crear el equivoco de que el Sahara e Ifni eran una prolongación del protectorado francés. En el mes de marzo se decide llevar a cabo la exacción forzosa, apoyándose  con la acción militar cuando fuera necesario.

Se produce entonces una resistencia pasiva de los nativos del Sahara sobre todo en la zona norte zona del protectorado  comprendida ente el rio Dra y el paralelo 27º 40´; se oculta y esconde el ganado y varía el emplazamiento de las jaimas. En Tantan, en esta provincia de Tarfaya, las fuerzas nativas, el grueso de la compañía montada a camello del II Grupo Nómada del Dra y una sección de Tiradores de Ifni, se niegan a actuar en la requisa de ganado y hay que proceder a su desarme, para evitar una sedición general. A finales de marzo tiene que enviarse una compañía del Regimiento Canarias 50 de  de Las Palmas, mientras que algunos buques de la Armada patrullan en la desembocadura del Dra en Puerto Cansado, playa de Tantan y Cabo Juby; poco después se envía otra compañía de los batallones de Fuerteventura y Lanzarote que desembarcara en Villa Bens.

En la región de la Saguia el  Hamra y en la zona sur de Villacirneros la situación  había sido  menos conflictiva; a finales de  marzo solo faltaban  de pagar los Boihat y los  Ulad Musa de la tribu de Erguibat.

Dándose cuenta, aunque tarde, del gran error cometido, la Dirección General de Marruecos y  Colonias  comunicaba el 12  de abril  que se debía suspender  la percepción de impuestos.