MI QUERIDA ESPAÑA




España, esta España nuestra a la que muchos amamos y otros parecen despreciar, está viviendo momentos febriles de una enfermedad de complejo diagnóstico. Ya  decía el insigne español D. Santiago Ramón y Cajal (1852-1934) en relación a Cataluña
“La sinceridad me obliga a confesar que este movimiento centrífugo es peligroso, más que en sí mismo, en relación con la especial psicología de los pueblos hispanos. Preciso es recordar –así lo proclama toda nuestra Historia–que somos incoherentes, indisciplinados, apasionadamente localistas, amén de tornadizos e imprevisores. El todo o nada es nuestra divisa. Nos falta el culto de la Patria Grande. Si España estuviera poblada de franceses e italianos, alemanes o británicos, mis alarmas por el futuro de España se disiparían. Porque estos pueblos sensatos saben sacrificar sus pequeñas querellas de campanario en aras de la concordia y del provecho común”
Estas palabras de D. Santiago ya nos dice  que España sufre de una enfermedad propia del país, es algo endémico, no tenemos culto a la Patria Grande
. Ante un momento de debilidad, agazapado, estaba un virus que con cantos de sirena y juegos de tocomocho, han convencido para dejar entrar en el conducto sanguíneo de esta España enferma, así hoy lo que era complejo el dar una solución lo es doblemente. Yo creo, que tenemos lo que nos merecemos, aunque la verdad que me siento mal, porque aquí en Alicante donde resido en el nuevo grupo municipal la concejala de juventud se declara  tortillera, bollera, feminista, animalista, la concejala de cultura de Madrid algo de lo mismo. Todo un ejemplo. Tendría que salir el Sr. Zapatero a poner un poco de orden en este patio de colegio en parte creado por el PSOE
Yo por ser un antifranquista estuve  15 años refugiado político en Francia (1960 -1975) nunca fui un extremista tanto, que me dan asco por romper la concordia. Hoy con ochenta años me da pena de que los españoles seamos tan “gilipollas”. Solo puedo ver lo que pasa desde mi balcón Qué razón tenía  D. Santiago “endémicopodeismo”

Adolfo

EL MINISTERIO DE DEFENSA DE HOY EN SINTONIA AL FRANQUISMO DE AYER





El amigo Ángel  López que está pasando unos días en Campello, me llamó para vernos. Nos vimos y claro está, hablamos de lo nuestro, me conto su “odisea”para recuperar los restos mortales de su hermano que un día, por aquello del Servicio Militar Obligatorio se lo llevaron a Ifni donde murió debido a un tiro accidental. Sus restos, como el de todos los que murieron en aquella absurda guerra, tras el “victorioso retroceso” de Sidi Ifni de 1969 fueron depositados en el cementerio de San Lázaro en Las Palma de Gran Canarias. Los que murieron y quedaron en el territorio de Ifni, allí quedaron sin sepultura tras la “Retrocesión” De facto del territorio, el 23 de noviembre de 1957

Ángel  me contó cómo recibió los restos mortales de su hermano muerto en Sidi Ifni en1958. Fue todo desagradable, tuvieron que desplazar una losa del suelo, una escalera daba acceso a una cripta, allí abrieron un nicho y al interior varias cajas con una placa de identificación, su hermano estaba identificado con una palca de latón. La emoción que le inundó, el que después de 58 años recuperaba los restos de su hermano, sus lágrimas de emoción  se contaminaron con la amargura por la falta de sensibilidad por parte del ejército. Llegó con cierta prisa  un militar de alto grado, firmo un documento al encargado del cementerio y se marchó con la misma prisa tras saludar por compromiso a Ángel  El Ministerio de Defensa económicamente no ayudo en nada, si al contrario Ángel tuvo que salvar alguna traba administrativa. Comprendo al  amigo Ángel, comprendo su enfado y sus ganas de gritar pidiendo justicia y dignidad. Yo grito con él. No sé si otros

                Adolfo    

Madrid, 27 de marzo de 2015.


AL EXCMO. SR. MINISTRO DE DEFENSA DEL
GOBIERNO DE ESPAÑA.
Madrid.


Suscribe el presente escrito, que eleva acogiéndose al derecho de petición reconocido en nuestro ordenamiento jurídico, Ángel López Aguado, titular de DNI 01467091J, con domicilio en Madrid, c/ Cebreros 80 dpdo. 11º B, DP 28011.

Lo hace en nombre propio y en representación de sus hermanos Ifigenia, Aurea y Balbino, que le han otorgado poder suficiente al respecto, como deudos de quien fuera soldado del Grupo de Policía de Ifni nº 1, LUIS LOPEZ AGUADO, nacido el 9.10.1935 en Castellar de la Muela (Guadalajara) hijo de Miguel y M. Consolación, con DNI 2968834 que, perteneciente al remplazo de 1956, se incorporó al Grupo de Policía del A.O.E. el 18 de marzo de 1.957 y falleció el 4 de febrero de 1.958,  a causa del disparo de mosquetón de un compañero cuando se encontraba en la zona de dormitorio del acuartelamiento realizando, en grupo, revisión y adiestramiento en el manejo de armas, bajo supervisión y mando de un Teniente.

La familia no recibió notificación del hecho por parte de la institución militar y sólo a título particular e informal lo hizo el Comandante Jefe de la Unidad en carta personal de fecha 14 de febrero. Tuvimos que verificar el hecho acudiendo a la Capitanía General de Zaragoza. Sus escasos enseres personales llegaron tiempo después de la mano de la Guardia Civil.

Sabemos que recibió sepultura en el cementerio de Sidi-Ifni y, extraoficialmente,  que sus restos fueron levantados y trasladados al cementerio de S. Lázaro en Las Palmas a raíz de la cesión del territorio en el año 1969. Pero, ninguna notificación formal, nulo contacto con la familia, ningún ofrecimiento o fórmula para entregarlos en condiciones que serían  exigibles. Igual ausencia de comunicación sobre la presumible incoación de la correspondiente causa judicial y cuanto pudiera derivarse de la misma. En  1973 hubo de solicitarse el reconocimiento de pensión de orfandad para los padres.

Por iniciativa propia, a pesar de la ausencia permanente de información sobre el tema por parte de la institución militar, supe recientemente de la posibilidad de solicitar la exhumación y entrega de sus restos lo que  fue concedido y pude llevar a efecto con fecha 10 del presente mes de marzo.

En relación y como consecuencia de cuanto antecede, formulo las siguientes peticiones:

1.- El resarcimiento de los gastos generados por la exhumación y entrega de los restos, según factura que acompaño en fotocopia.
Asumiendo que entre la información previa, como requisito a la posible autorización, figuraba el compromiso  del interesado a hacerse cargo de  los gastos derivados (Anexo II a la NG 07/11), ello no desvirtúa la reclamación por entender:
-                    Que fue el Estado quien, de forma obligatoria, reclutó y motivo el desplazamiento de mi hermano, por lo que debe corresponderle el reintegro de sus restos al ámbito familiar del que salió.
-                    Que perdió la vida en el seno de la institución militar, sin que ésta haya hecho otra cosa que mantener depositados sus restos, nunca ofrecimiento de entrega, aparte la más absoluta incomunicación hasta nuestros días.
-                    Que, como evidente agravio comparativo, existen multitud de situaciones similares que resulta innecesario enumerar, en las que afortunadamente sí se ha cumplido dicha obligación, respetando con ello la dignidad tanto de los fallecidos en acto de servicio como de sus familias; en este caso, la apelación es directa al principio de igualdad ante la ley.

2.- Poder acceder al conocimiento del contenido de la Causa judicial nº 103 de 1958, instruida contra el Policía de 2ª D. Lorenzo GARCIA CALERO, como autor responsable del disparo y muerte de mi hermano.

Parece del todo elemental que, aún en el tiempo, podamos la familia conocer si nuestro hermano recibió el amparo de la justicia y los términos en que ésta se produjo. Recalco que nunca nos fue comunicada dicha actuación y mucho menos se nos facilitó participación alguna en la citada causa. También esto constituye todavía cuestión de dignidad y reparación.
Ruego por tanto, Sr. Ministro, dé las órdenes oportunas en este sentido puesto que no  he logrado encontrarla a pesar de haberme dirigido, y obtenido contestación, al Archivo General Militar en sus sedes de Segovia, Ávila, Tenerife-Almeyda y Guadalajara que, a su vez, dice haber recabado datos del Archivo Intermedio de Canarias. En la Subdirección General de Costes de Recursos Humanos he encontrado el expediente de tramitación de la pensión de orfandad a que antes aludo.

3.- Que en la forma en que se entienda mejor, se haga público reconocimiento institucional y social de la generosa entrega de servicio y vidas humanas que tuvo lugar en la llamada “Campaña” de Ifni de 1957/58.
El Ministerio que Vd dirige tiene sobrado conocimiento del agravio que soporta, en un tiempo ya tan prolongado, un amplio colectivo de, fundamentalmente, soldados que defendieron con absoluta dignidad el entonces territorio español, a pesar de hacerlo en ínfimas condiciones de dotación, organización y mando. No se le oculta, como representante electo de la ciudadanía, que corren tiempos cargados de intenso sentimiento o necesidad de justicia y verdad.

Por último, señalar que el presente escrito es remitido también a S.M. el Rey Felipe VI, en su calidad de Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas.

En la confianza de obtener adecuada y favorable respuesta a estas demandas, reciba un respetuoso saludo
Àngel López


     DOCUMENTO DE LA COSECHA DEL AMIGO ALFONSO  ALSÚA COPIADO TAL CUAL
          A DESTACAR  EL ULTIMO PUNTO DEL GENERAL ZAMALLOA



Últimos artículos