RESPUESTA DE PRESIDENCIA DEL GOBIERNO



Se que son respuestas de pura cortesía.
Tambien sé, que si uno enmudece ante esta "gente" deja de existir, y hay que hacerles recordar con cierta insistencia que en Ifni Sahara en 1957 -58 hubo una guerra.
Que tienen una deuda
para con nosotros, que el honor castrense obliga

Tenemos la obligación de hacerselo recordar.
Adolfo

CARTA AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE UN INDIGNADO

Excmo.Sr D. Mariano Rajoy Brey

Presidente de Gobierno
Palacio de la Moncloa
28071 Madrid



El Campello 10 de abril de 2013



Sr. Presidente: Me dirijo a Vd. como excombatiente de la guerra Ifni Sahara “indignado”

Se, que esta palabra esta muy al uso en la actualidad, por las dificultades que estamos atravesando, pero piense Sr. Rajoy, en la falta de dignidad que hemos sido tratados desde el origen de la guerra de Ifni por el Régimen , y hasta nuestros días.

Recientemente, con una falta de tacto por parte de su Ministerio de Defensa, se han enviado cartas a excombatientes de la tal nefasta guerra, aplicándoles la Ley 8/2004 que nada tiene que ver con el apartado 9º de la Ley de Carrera Militar

Hace no mucho tiempo, escribí una carta a SM el Rey,- que le adjunto-, de la que tuve la respuesta oportuna. Lo que escribo a SM sirve para Vd. con el añadido que diga a su Ministerio de Defensa, que siga prometiendo soluciones que alguna vez se hagan realidades y que rectifique al haber enviado cartas tan radicales que anulan toda posibilidad de dignificación a todos los del SMO que estuvieron en la nefasta guerra de Ifni Sahara, incluso la dignificación no económica de los que estuvieron hasta la “Retrocesión” en el 69 que también pasaron penalidades impensables en una primera línea con extremada miseria. Creo Sr. Rajoy que aunque de una forma tardía nos merecemos otra cosa que una “carta de despido” .La verdad de la guerra de Ifni Sahara aun esta por escribir. Hable con su Ministro de Defensa sobre el problema de unos viejos excombatientes indignados, que piden el ser tratados con el respeto que creo merecemos.

Respetuosamente. Adolfo Cano Ruiz

Adolfo Cano Ruiz
C/San Bartolomé 7
03560 El Campello


                  PAVOR AL CONOCIMIENTO



ente: El País (Opinión) 
Domingo 12 de mayo de 2013

El Ministerio de Defensa se niega a desclasificar 10.000 documentos sobre episodios que sucedieron entre 1936 y 1968

    Copiado de la Web de Pablo Vazquez "El Rincón de Ifni"


                                                  Marcos Balfarón
                              
El ministerio de Defensa ha frenadoen seco la iniciativa de desclasificar 10.000 documentos que se refieren a hechos que sucedieron entre 1936 y 1968. En esos papeles hay información, por ejemplo, sobre las peripecias que corrieron las unidades militares durante la Guerra Civil o sobre las estrategias de represión de la dictadura franquista. Se pueden conocer también las ayudas del régimen a las potencias del Eje durante la II Guerra Mundial o los movimientos en la guerra de Sidi Ifni a finales de los cincuenta. Por haber, hay incluso material que recoge las actividades de Radio España Independiente, La Pirenaica,aquella emisora clandestina que pretendía contar lo que sucedía en la España opaca de Franco y que puso en marcha el Partido Comunista en Moscú en 1941, que luego se trasladó a Bashkiria y que terminó instalándose en Rumanía, donde trabajó unos de los padres de la Constitución de 1978, Jordi Solé Tura.

Más vale que no se sepa nada, que no se hurgue, que no se investigue, que nada trascienda ni se comente. Para conseguirlo están las murallas burocráticas y la mayor autoridad en este asunto, el ministro Pedro Morenés, que ha dicho que no. Hay una ley de 1968, la de Secretos Oficiales, que impide (para siempre) que se consulten esos asuntos salvo orden expresa del Gobierno.

A esa ley debe atenerse el ministro. Evidentemente, si existiera en alguno de esos documentos información que pusiera al Estado en peligro o que generara tensiones en la escena internacional, que siga permaneciendo mudo. Pero una comparación con países del mundo occidental confirma que tanta prevención carece de sentido: los historiadores británicos pueden conocer todos los detalles de la guerra de las Malvinas (1982) y un escritor como Chistopher Hitchens pudo husmear en los documentos desclasificados en Estados Unidos para su Juicio a Kissinger, un devastador repaso al catálogo de asesinatos y tramas secretas que hubo durante su gestión.
Nada grave ocurrió en ninguno de esos casos (y en tantos otros) tras levantar el secreto, y los historiadores hicieron su trabajo y los ciudadanos supieron lo que pasó. Aquí no. Morenés debe explicar si mantiene los obstáculos por miedo o ignorancia. O, tal vez, porque la iniciativa de desclasificarlos fue del Gobierno anterior.

                                               RECUERDOS

 Recuerdo el día que aparecieron en la montaña, en aquella primera línea que se había establecido en el Bulalam (pequeña cordillera que hacia como de muralla defensiva de la capital Sidi Ifni)  eran chavales como nosotros, reclutas llegados de la península,  a reforzarnos, nosotros ya curtidos en fuego enemigo, llenos de miseria, sucios. El aspecto no debía ser muy alentador y así se reflejaba en los rostros de aquellos, al vernos. Eran una compañía, según recuerdo del batallón Soria nº 9 recién desembarcados, yo los veía  como a “niños” cuando éramos  de la misma edad pero  seguramente nosotros en tan solo cinco días (del 23 de noviembre al 28) habíamos envejecido

 Eran los días finales de noviembre, los moros habían tomado  posesión del 90% del territorio de Ifni  y de una forma esporádica no lo hacían saber con algún que otro disparo de mortero  y  alguna ráfaga perdida. Era como decir, “yo estoy aquí  si queréis algo venir”. Que extraña guerra aquella!    

 Venían a reforzarnos, y lo hicieron, reclutas de reemplazo prácticamente de sus casas a primera línea, sin ninguna preparación. . Ocuparon el flanco derecho, un montículo enfrente del cual había otro y en lo alto (como siempre) algún que otro moro, que por su situación estratégica era difícil el tomar  la cota. Dos días después de la llegada de aquellos reclutas, yo estaba de guardia  de donde se divisaba toda la vaguada y vi., recién llegados, como aquellos chavales sin ninguna experiencia subían la ladera con fuego enemigo, vi como caían muertos o heridos hasta conseguir la cota. Verdadero crimen de estado,

Ha pasado mucho tiempo y aun recuerdo aquellos chavales como yo, llegados a primera línea vestidos casi de "domingo" y que también como yo, unos días después con la rapidez que da la guerra, por la supervivencia habrán aprendido a sobrevivir, matando para no serlo uno mismo, habrán aprendido a casi no comer, ni beber, a poco dormir, en el suelo, teniendo como almohada la mochila con granadas de mano (las reglamentarias) y a convivir amigablemente con los piojos y las pulgas amen de serpientes y alacranes, aun sin alabradas y los moros enfrente

 La Guerra de Ifni junto Annual   fueron la mayor "chapuza" militar del sigloXX…  

 Éra el final de noviembre de 1957. (aquel final de noviembre tuvo mucho movimiento de tropa llegados de la península) Estábamos en la montaña desde el primer día del conflicto, ya se había establecido una primera línea "provisional" y aunque todo era muy duro, parecía que había una cierta relajación en lo de combatir. Seguían esas guardias de dos horas, (dormir 2 horas, guardia 2 horas) que cuando te tocaba sustituir a los centinelas avanzados a 50 m. fuera de primera línea, se tenía que hacer con cierta cautela, porque el agotamiento hacia que alguno, aun con el miedo ante aquella peligrosa soledad, se quedase dormido con el dedo en el gatillo y cuado llegabas sigiloso al relevo tenias que  hacerlo con mucha precaucion, ya que en su despertar, sobresaltado, podía ocurrir de apretar el gatillo.

 Éramos pocos para cubrir mucha línea. Por ese tiempo, vino la VI Bandera de la Legión, que vimos con alegría desde la montaña como entraban, con ese marcial paso de legionario, hasta el acuartelamiento de Tiradores. El hecho nos subió la moral. Posteriormente nos dimos cuenta que la mayoría eran reclutas sin ninguna preparación (Seguramente por la urgencia de mandar tropa de refuerzo).

 Era…el día 30 de noviembre. Se nos acerco el sargento (la 23 compañía del IV Tabor de Tiradores, el sargento creo recodar que se llamaba Otero) pidiendo voluntarios para bajar al pueblo y aunque uno sabia aquello de "voluntario ni a una paella" el salir, aunque fuese un rato de aquella horrorosa posición, me hizo dar el paso al frente. Sin saberlo, se estaba organizando la operación Netol para liberar el puesto avanzado de T´Zelata. Nos bajaron en un camión hasta las caballerizas, allí nos asignaron un mulo a cada uno cargado con armamento pesado al que había de subir al puesto de mando en la montaña.

 Yo sabía que existían los mulos, pero nunca había tenido contacto con alguno, menos aun hacerme cargo de él y conducirlo hasta el puesto de mando. Mejor me hubiera quedado, pues aquello para mí fue muy "jodido".

 Se habló que algunos se dieron un tiro en un dedo del pie para salir de allí (por el número, hizo sospechar al mando militar que investigaron)

 Salimos al día siguiente 1 de diciembre, muy de mañana, nos dieron la guarnición completa, una cantimplora de agua, una lata de sardinas, otra de carne, unos botines de tela con suela de esparto, la guarnición completa eran 20 o 25 Kg. a la espalda y adelante. Nos dijeron que íbamos a liberar a nuestros compañeros sitiados. Se formo una columna de rescate importante, el IV Tabor de Tiradores la VI Bandera de la Legión la I Bandera de Paracaidistas dos compañías  de Soria  9 una sección de zapadores  del regimiento nº6 sanidad y transmisiones. Recuerdo al comandante cura de Tiradores que cuando nos disparaban los moros y la columna se resguardaba, él quedaba alguna vez de pie gritando "¡Cerdos!... ¡Cabrones!"

 La resistencia del cuerpo humano es, en muchos casos, desconocida y también los cambios de mentalidad ante el llamado espíritu de supervivencia, donde uno mata hasta con rabia y un cierto contento de no haber sido él el muerto

 
Los 20 Kg. cargados a la espalda se convirtieron a la primera hora de marcha en una carga insoportable, pero ocurría que cuando sonaban los "pacos" (se decía así por el sonido del disparo, "PAM" cuando te disparaban y "CUM" cuando pasaba por encima de la cabeza. Las balas peores eran las rebotadas que sonaban como "abejorros" y hacían mucho destrozo) desaparecía el cansancio y con gran agilidad se buscaba uno un sitio para atrincherarse hasta que se limpiaba la zona por la compañía de vanguardia o retaguardia.

Recuerdo algo que, dentro de mi propia batalla por eliminar de mi mente aquel  nefasto pasado, por higiene mental, no conseguí borrarlo, recuerdos que quedaron agazapados en un rincón y con el tiempo hacen acto de presencia. Es algo que, aun hoy, conservo aquella visión y escucho aquellos gritos

 Fue de vuelta a Sidi Ifni, una vez recuperado lo que quedo de la sección de Ortiz de Zarate y su cuerpo, los puestos de Telata y Tiliuin (estos puestos al marchar se dinamitaron) los moros seguramente estaban “cabreados,” y asediaban a la columna con mas frecuencia, incluso con fuego de mortero (estos disparos son “jodidos” porque no sabes donde caerá)

Fernando  Travieso  Hernández   de la 23 compañía estaba a un centenar de metros de mi, un proyectil de mortero explosiono cerca de Fernando, por la deflagración yo caí de espaldas sobre unas rocas produciéndome una rotura fibrilar con un gran derrame en la parte posterior del muslo derecho, Fernando  tuvo menos suerte sus gritos de dolor eran desgarradores, al acercarme cojeando lo que vi, es lo que no puedo olvidar Fernando estaba en el suelo con el vientre abierto y los instentinos visibles sus gritos de dolor resonaban en la vaguada aquello era dantesco. Llegaron dos sanitarios que poco o nada pudieron hacer y lo depositaron en un camión. El eco de la vaguada quedo con sus gritos de dolor y de muerte  y yo con  el recuerdo escondido en algún rincón de mi mente seguramente ayudado por mis veinte años fuera de España. Aflora ahora, a mi desgracia, por haber acudido un día  a una comida de veteranos, que aunque me aburrieron escuchando su  guerra particular en Sidi Ifni donde ciertamente lo habían pasado  mal, pero era “otra guerra” fueron los que me abrieron la puerta de recuerdos que debieron quedar ocultos en mi memoria. Lo siento por mí, pero en el fondo me alegro por la historia

 
Adolfo Cano Ruiz

 Tiradores de Ifni, IV Tabor, 23 CIA.
 1957-1958

El Congreso constituye la subcomisión que reformará la ley de carrera militar


EFE - 17/04/2013
Madrid, 17 abr (EFE).- Representantes del Ministerio de Defensa, de las Fuerzas Armadas y de asociaciones militares, así como diversos expertos, comparecerán ante la subcomisión de Defensa que ha quedado hoy constituida en el Congreso para la reforma del régimen transitorio de la Ley de Carrera Militar.
La constitución de esta subcomisión, en el seno de la Comisión de Defensa, llega con más de un año de retraso, ya que la Ley de Derechos y Deberes de las Fuerzas Armadas de 2011 daba un plazo de seis meses para su puesta en marcha.
La subcomisión está integrada por doce diputados, de los que tres son del PP, otros tres del PSOE, uno de CiU, otro de Izquierda Plural, uno del PNV, uno de UPyD y dos pertenecientes al grupo mixto.
El pasado 11 de abril, el pleno del Congreso aprobó, por asentimiento y sin debate, la creación de una subcomisión, que tiene de plazo seis meses para presentar un informe final con propuestas para reformar la ley de la carrera militar.
Los diputados recabarán información sobre la escala, régimen de ascensos, antigüedad, pase a la situación de reserva, reconocimientos académicos de la formación adquirida y retiro del personal discapacitado.
Para ello los distintos grupos solicitarán la comparecencia de una decena de personas, entre autoridades, funcionarios públicos u otras personas competentes en la materia, según fuentes parlamentarias.
La subsecretaria de Defensa, Irene Domínguez-Alcahud, será una de las primeras en acudir a la subcomisión, que también contará con la comparecencia de miembros de las Fuerzas Armadas y representantes de las asociaciones militares más representativas. EFE
 
 


        .Párrafo 1.º del artículo 1 redactado por el apartado uno de la disposición adicional única de la L.O. 7/2007, de 2 de julio, de Modificación de las Leyes Orgánicas 13/1985, de 9 de diciembre, del Código Penal Militar, y 8/1998, de 2 de diciembre, de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas, y del R.D.-ley 8/2004, de 5 de noviembre, sobre indemnizaciones a los participantes en operaciones internacionales de paz y seguridad («B.O.E.» 3 julio).Vigencia: 23 julio 2007

Las indemnizaciones tendrán carácter extraordinario y se concederán por una sola vez. En ningún caso implicarán asunción de responsabilidad alguna por el Estado. Sus cuantías serán las siguientes:



Causa de las indemnizaciones
Euros
Fallecimiento
140.000
Gran invalidez
390.000
Incapacidad permanente absoluta
96.000
Incapacidad permanente total
48.000
Incapacidad permanente parcial
36.000


 Borrador de carta , por la que defensa ha resuelto la solicitud por la via de la Ley 8/2004 de 5 de noviembre  que es a la que corresponden los 36. 000€ solicitados
 
Ministerio de Defensa – Exc.. Sr. Ministro.

Don………………………………………………….…………….., mayor

de edad, provisto de D.N.I. Numero………………………., vecino de

………………………………,calle…………………………………………

numero……………….., provincia de………………….., con domicilio

a efectos de notificaciones en

 EXPONE :

I.- Que el compareciente participó en la campaña de Ifni-Sahara durante el pe-riodo 1957 – 1959, sergun Certificado que se aporta como documento numero 1. En el supuesto de no tenerlo, o estar incompleto, extraviado o perdido en los Archivos Militares de España, adjuntamos fotocopia de la Cartilla Militar nº…  …………..En el supuesto de perdida de dicha cartilla, documentos compulsados por el Consulado de España o Embajada, de su lugar de residencia, y todavía suponiendo que no tenga estos documentos (algunos todavía estan pendientes del Archivo Gral. Militar de Ávila), fotocopia del Certificado extendido por la concesión de la Medalla de la Campaña de Ifni-Sahara, firmado en Sidi-Ifni el día 19 de diciembre de 1958, por el Gobernador General D. Mariano Zamalloa.

Si  están disponibles, adjuntar fotocopia de todos ellos.

II.- Que la disposición final novena de la Ley 39/2007 de 19 de noviembre de la Carrera Militar, sancionada por el Rey Juan Carlos I, en vigor desde el 1 de enero de 2008, sin que el citado Ministerio tenga depurado el listado confeccionado por la empresa SeproSer,incumpliendo por lo tanto dicha disposición.

Y atendiendo a lo que disponen las letras f) y j) del articulo 35 y concordantes de la Ley 30/1992, del Régimen Jurídico de las Administraciones Publicas y del Procedimiento Administrativo Común, esta parte entiende que se está produciendo una lesión en sus derechos, que no tiene el deber jurídico de soportar.

Y en virtud de lo que antecede, AL MINISTRO DE DEFENSA,

S O L I C I T A: Que tenga por presentado este escrito junto con los documentos que se acompañan, los admita y en sus meritos y previos los tramites

que sean oportunos, acuerde:

          1º tener al compareciente por incluido en el listado a que se refiere el apartado segundo de la Ley 39/2007, de 19 de noviembre de la Carrera Militar.

          2º conceder al compareciente una indemnización minima de 36,000 €, de conformidad con lo establecido en el Real Decreto Ley 8/2004, de 5 de noviembre, sin perjuicio de que esta indemnización sea aumentada por vía administrativa.

Madrid a………………….de………………..de 20…….

 

 

 

 

REGISTRO MINISTERIO DE DEFENSA, c/. Capitán Haya, 12 – 28071
MADRID

Últimos artículos