Una guerra sin historia

Fuente: La Illeta (edición en papel)
El 2017 nos puede hacer retroceder 60 años: Ifni, el 23 de noviembre de 1957, Marruecos invade el territorio de 1.600 km2 dejando 300 muertos, más de 500 heridos, 40 prisioneros y aproximadamente unos 20 muertos, que fueron mutilados y algunos expuestos como trofeos de guerra, abandonados en el territorio ocupado, sin enterrar, los cuerpos fueron pasto de las hienas y nunca se recuperaron. La maquinaria de propaganda del Régimen franquista consiguió tan vergonzosa derrota convertirla en un mal sueño o algo confuso y menor. Preguntando hoy, todos recuerdan la Marcha Verde o el islote de Perejil pero muy pocos saben decir algo sobre Ifni.
YO ACUSO a todos los gobiernos posfranquistas, de ser tan franquistas como el propio dictador, por haber ocultado al pueblo español que en Ifni y Sáhara hubo una guerra en 1957- 1958.
YO ACUSO a los gobiernos habidos, tanto del PP como del PSOE, de no tener sentido de dignidad, ni respeto por aquellos muertos en una guerra absurda, dejados en el cementerio de San Lázaro de Las Palmas de Gran Canaria, muertos que un día fueron sacados de sus casas para cumplir el SMO (Servicio Militar Obligatorio) y defender un territorio, que no era ni patria. Sus cuerpos no fueron devueltos a sus hogares. Algunos agrupados en una cripta. No tienen derecho ni a unas flores, ni a una oración. 60 años son los pasados ocultando una vergonzosa guerra contra Marruecos (la ultima colonial de España). Diez años los pasados desde que en 2007 se aprobara el apartado adicional noveno de la Ley de Carrera Militar, defendido por el PP y CIU con la oposición del PSOE, en la que se reconocía la dignificación de todos los que cumpliendo el SMO participaron en aquella nefasta guerra de 1957 a 1959. Ese mismo año el PSOE aprueba la Ley de Memoria Histórica, en la que no incluye a los de la posguerra franquista que lucharon y murieron enviados por el Régimen. Jóvenes sacados de la "teta de mamá" a primera línea, sin ninguna experiencia militar. Muertos mutilados, algunos expuestos como trofeo de guerra en el territorio de Ifni ocupado por Marruecos, dejados sin recibir sepultura en "cuneta" alguna, ni en fosa común. Fueron alimento de las hienas y otras alimañas. Hoy 60 años después quedamos pocos que podemos certificar el haber estado inmersos en aquella absurda guerra; con 82 años muchos han quedado ya parados en el camino de la vida.
Me llamo Adolfo Cano, un campellero de adopción ya de años, posiblemente el único a nivel nacional que grita para que nuestra historia de España acoja en sus páginas la última guerra colonial española. Para que los campelleros tengan ocasión de conocer lo que ocurrió en Ifni-Sahara, en el día de hoy dono a la biblioteca Rafael Altamira mi libro ("de un escribidor") "IFNI SAHARA 1957-1958. ANALISIS DE UNA GUERRA".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Últimos artículos